ALMOHADAS: ¿CUÁL ES LA MEJOR?
TIPOS Y CLAVES PARA ELEGIR LA TUYA

¡Hola! En esta sección conocerás los distintos tipos de almohada que existen hoy en día, así como sus ventajas e inconvenientes, las claves para entender cuál es la que más te conviene y en definitiva todo lo que necesitas para elegir la almohada de tus sueños 😴

Tipos de almohada para dormir

Dentro de las almohadas para dormir en cama, podemos clasificarlas según el material, el cual definirá sus propiedades en cuanto a firmeza, transpiración, adaptabilidad y confort.

Sin embargo, también existe una gran oferta de almohadas diseñadas con fines más específicos, como son las almohadas de viaje, las almohadas para embarazadas, para bebés o para las lumbares, las cuales también veremos más adelante en este artículo.

Anatomía de la almohada

En primer lugar, veamos las partes que componen una almohada para comenzar a familiarizarnos con su anatomía:

Núcleo

Es la parte central o relleno de la almohada, y pueden estar hechos tanto de materiales de origen natural como de espumas sintéticas, como el visco o el látex.

Funda exterior

Las fundas exteriores suelen ser de tacto agradable, ya que suelen estar hechas con tejidos transpirables, como el algodón, bambú o tejido 3D. En muchos casos son lavables a máquina y cuentan con tratamientos higiénicos y antialérgicos adicionales.

Tejido interior

Su función es la de proteger el núcleo, por eso normalmente están hechas de materiales textiles como el poliéster o el algodón, capaces de absorber el sudor y la humedad.

Pros y contras

Antes de pasar analizar en más detalle cada tipo de material, en la siguiente tabla resumimos sus pros y sus contras, para que puedas ver rápidamente las principales ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos:

PROS CONTRAS
PLUMA / PLUMÓN Son ligeras

Son transpirables

Son cómodas y mullidas

Tienden a acumular ácaros

Pueden resultar demasiado blandas

Muchas no son lavables

POLIÉSTER Son ligeras y transpirables

Son económicas

Son lavables

Pueden resultar muy blandas

No recomendadas para alérgicos

No tienen una larga vida útil

VISCOELÁSTICAS Son adaptables y ergonómicas

Son buenas para las cervicales

Tienen una larga vida útil

No son muy transpirables

No son lavables

LÁTEX Son adaptables y ergonómicas

Tienen una larga vida útil

Son antiácaros

No aptas para alérgic@s al látex

No son muy transpirables

No son lavables

Nota: las propiedades de higiene y transpiración de cada material pueden mejorar siempre y cuando la almohada incluya fundas lavables y de tejidos transpirables.

Almohadas de plumas y plumones

Suelen ser de ganso, de oca o de pato. La diferencia entre plumas y plumones es que los últimos crecen bajo las alas del ave y carecen de caña central (son “todo pluma”, por así decirlo).

A mayor porcentaje de plumón, más suave será la almohada y, normalmente, mayor será su precio.

Al ser no ser muy firmes, no son recomendadas para personas corpulentas o que den muchas vueltas en la cama, ya que tienden a hundirse con el pesoTambién tienden a acumular ácaros, por lo que tampoco son aconsejadas para niños ni para personas alérgicas.

Sin embargo, son mullidas y aíslan bien la temperatura, manteniendo bien el calor en invierno y resultando frescas el verano, gracias a su gran transpiración.

Son ligeras

Son transpirables

Son cómodas y mullidas

Tienden a acumular ácaros

Pueden resultar demasiado blandas

Almohadas de poliéster

Aunque la fibra empleada para su fabricación puede ser de distintas calidades (desde poliéster genérico hasta fibras patentadas, desarrolladas por algunas marcas), este es el tipo de almohada más económico.

Son muy ligeras y frescas (ya que permiten una buena circulación del aire), previniendo la acumulación de humedad, y además son totalmente lavables.

Sin embargo, suelen ser almohadas que no duran demasiado y bastante blandas, por lo que solo son indicadas para personas que duerman bocabajo, muy delgadas o niñosLa mayoría están rellenas de microfibras de poliéster, lo cual las hace poco recomendables para personas alérgicas.

Son ligeras y transpirables

Son económicas

Son lavables

Pueden resultar muy blandas

No recomendadas para alérgicos

No tienen una larga vida útil

Almohadas Viscoelásticas

Las almohadas de espuma viscoelástica o memory foam (espuma de memoria) son muy adaptables y sensibles a la temperatura.

Reparten bien el peso aliviando los puntos de mayor presión y ayudan a relajar el cuello, ya que se amoldan perfectamente a su figura.

Van muy bien para personas con problemas cervicales, de espalda y también para las que duermen de lado o bocarriba pero no tanto para las que se mueven mucho, ya que suelen mantener la forma de la cabeza durante unos segundos (ya que suelen estar hechas de espuma de memoria), lo cual puede resultar incómodo al cambiar de postura.

Por otra parte, tienden acumular el calor y no se pueden lavar en lavadora.

Son adaptables y ergonómicas

Son buenas para las cervicales

Tienen una larga vida útil

No son lavables

No son muy transpirables

Almohadas de Látex

Dependiendo de la marca y el fabricante, este tipo de relleno puede ser de origen natural (extraído del árbol del caucho), sintético o mezcla de ambos.

Son de tacto suave, y como norma general, las de látex natural suelen resultar más blandas que las sintéticas.

También ofrecen una larga vida útil, buena sujeción y son buena opción para personas corpulentas, con sobrepeso, así como para las que duermen bocarriba, de lado y también para las que se mueven mucho, ya que absorben bien el movimiento.

Por otra parte, no son compatibles con personas alérgicas a este material; sin embargo, el látex es antiácaros y antibacterias por definición, por lo que este tipo de almohadas son indicadas para personas con otro tipo alergias.

Al igual que las viscoelásticas, tampoco pueden lavarse en lavadora.

Son adaptables y ergonómicas

Tienen una larga vida útil

Son antiácaros

No aptas para alérgicos al látex

No son muy transpirables

No son lavables

Otros tipos de almohadas 

Almohadas cervicales

La característica principal de las almohadas para cervicales (también llamadas almohadas ortopédicas o almohadas ergonómicas) es su forma, especialmente diseñada para adaptarse a cabeza y cuello.

Su curvatura central crea un desnivel de unos 2 cm entre la parte más alta y la más baja permitiendo que se adapte mejor a la forma del cuello, ayudando a inmovilizarlo y así protegiendo las cervicales.

Su relleno suele ser de viscoelástica látex y están especialmente indicadas para personas con lesiones de cuello.

Almohadas de viaje

Este tipo de almohadas suelen tener forma de U y son el complemento perfecto para viajes de larga duración, ya que sirven de apoyo para la cabeza evitando que el cuello adopte malas posturas cuando no nos queda más remedio que dormir sentados durante varias horas.

Las mejores son de visco, látex o espuma, ya que además de cómodas, son resistentes y duraderas.

Hay otras que son hinchables, lo cual es muy práctico a la hora de guardarlas ya que ocupan muy poco espacio; sin embargo, las de este tipo suelen ser más endebles y de peor calidad.

Almohadas lumbares o de lectura

Si eres de l@s que les gusta leer, ver la TV o comer en la cama, este tipo de almohada es para ti, ya que, al estar especialmente diseñadas para dar un buen soporte a la zona lumbar, te ayudarán a estar incorporado y mantener la postura adecuada. Suelen estar tapizadas con tela suave y muchas son bastante pesadas en relación a su tamaño.

Almohadas para las piernas

Este tipo de almohadas son cada vez más populares ya que, en muchos casos, las personas que duermen de lado necesitan colocarse una almohada entre las piernas para mantener una posición más cómoda y a la vez evitar el rozamiento de las rodillas. Son realmente prácticas… ¡en Siestea las usamos y nos encantan!

Almohadas antirronquidos

La forma de las almohadas antirronquidos ayuda a que las vías respiratorias de la persona que duerme sobre ella se mantengan en una posición adecuada para que se abran y el aire fluya con normalidad evitando que la garganta y la lengua colapsen, lo cual provoca las temidas vibraciones.

Si bien no solucionan el problema en todos los casos, si estás muy desesperad@ con los ronquidos de tu pareja, es posible que te compense intentarlo.

Almohadas de embarazo

Las almohadas para embarazadas están especialmente diseñadas para abrazar, ofreciendo a las mujeres en periodo de gestación una postura cómoda para descansar.

Se adaptan muy bien a la forma de su cuerpo evitando que se muevan demasiado durante el descanso y aliviando algunas de las molestias propias del embarazo, como los dolores de espalda o la acidez estomacal.

Almohadas para bebés

Existe una gran variedad de almohadas de este tipo en el mercado y, aunque está totalmente desaconsejado que los bebés las usen para dormir (ya que, durante los primeros años de vida, su cabeza es mucho más grande en proporción a su cuerpo), muchos padres las utilizan para que descansen y jueguen con ellas.

IMPORTANTE
Si estás pensando en comprar una para tu pequeñ@, asegúrate de que sea de tejido antialérgico y consultes antes con un pediatra especialista.

r

IMPORTANTE
Si estás pensando en comprar una para tu pequeñ@, asegúrate de que sea de tejido antialérgico y consultes antes con un pediatra especialista.

El cuidado de la almohada

Siempre que se le dé el trato adecuado, una buena almohada puede llegar a durar hasta 5 añosasí que si quieres estirar al máximo su vida útil, asegúrate de airearla bien diariamente y darle la vuelta a menudo para evitar que se deforme (salvo si es de una sola cara, como el caso de las almohadas cervicales).

Si se trata de una almohada lavable, deberás lavarla al menos un par de veces al año, aunque si eres de l@s que sudan mucho, deberías lavarla al menos una vez por estación.

En caso de que no pueda lavarse a máquina, asegúrate de que incluya una funda de protección que puedas sacar y lavar siempre que lo consideres necesario.

Encuentra la almohada perfecta

Si estás pensando en comprarte un almohada, en estos artículos aprenderás todas las claves necesarias para acertar en tu decisión y encontrarás análisis, opiniones y tablas comparativas de algunas de las mejores y más vendidas del mercado:

¿CÓMO ELEGIR LA ALMOHADA ADECUADA?

MEJORES ALMOHADAS
CERVICALES DE ESTE AÑO

MEJORES ALMOHADAS
VISCOELÁSTICAS DE 2020

Elige el colchón adecuado

Como sabes, contar con el colchón adecuado también es fundamental para descansar bien, así que si ya estás pensando en jubilar tu viejo colchón no dejes de mirar los siguientes artículos, donde verás los distintos tipos podrás aprender las claves para elegir el que necesitas y así como análisis, opiniones y comparativas de los modelos mejor valorados por los usuarios:

¿CÓMO ELEGIR EL COLCHÓN?

LOS MEJORES
COLCHONES DEL 2020

MEJORES COLCHONES ECONÓMICOS

MEJORES COLCHONES VISCOELÁSTICOS 

Tampoco descuides tu base

Contar con la base adecuada también es muy importante, ya que no solamente actúa como soporte del colchón, si no que lo complementa. Independientemente del colchón que elijas, la base deberá reforzar sus propiedades de soporte y ventilación.

Así tengas el mejor colchón, sin la base adecuada no vas a poder sacarle todo el partido a sus propiedades, así que no te vayas sin echarle un ojo a la sección de bases, donde encontrarás los diferentes tipos, algunas de las mejores opciones de este año y aprenderás a elegir la que mejor se ajuste a ti y a tu colchón:

CÓMO ELEGIR BASE PARA EL COLCHÓN

MEJORES CANAPÉS
BARATOS 2020

MEJORES SOMIERES
ARTICULADOS DEL AÑO

¿Te ha resultado útil? Toca una estrella para puntuar

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.